Saltar al contenido

Frases para la familia

  • La familia siempre será el nido en el que podremos refugiarnos, sin importar las diferencias que nos intenten separar.
  • Todo lo podemos conseguir en la unión que nos brinda la familia, entendiendo la importancia de ser uno solo.
  • Podemos perder muchas cosas, pero nunca podemos olvidar que la familia es lo único que nos hace reencontrarnos con nuestra propia esencia.
  • Existen las familias de sangre, pero en muchas ocasiones, la familia escogida es la que nos hace sentir en un hogar.
  • Mirar a la familia y entender por qué valen la pena los sacrificios es lo único que nos permitirá seguir luchando por nuestros sueños.
  • Abrazarnos en familia y sentir de nuevo ese amor que nos hace creer que no existen imposibles, será siempre un magnifico regalo.
  • Pueden romperse muchos lazos, pero indudablemente, el lazo de la familia es un lazo que nada ni nadie puede romper.
  • Cuando entendamos el valor que tiene la familia, nuestros corazones vivirán llenos de una magia sin igual.
  • Una casa no se llena ni que tengamos cualquier cantidad de cosas materiales, una casa se convierte en hogar, cuando la familia se regocija en ella.
  • Podemos partir a múltiples destinos, pero siempre la familia irá con nosotros, porque sea como sea, algo de ella permite que seamos lo que somos.
  • Cuando el alma está triste, basta con un abrazo de la familia para que todo recobre vida y la primavera comience a sonreírnos.
  • Los temores pueden perseguirnos y pueden querer ganar la batalla, pero si estamos en compañía de la familia, podemos contra cualquier cosa.
  • Las penas y las tristezas, siempre son más llevaderas cuando la familia nos acompaña en el camino.
  • Podemos tener mucho dinero, pero nunca nos vamos a sentir tan afortunados, como nos lo permite estar la unión de nuestras familias.
  • La vida pasa muy rápido, así como esos momentos que deseamos que fuesen eternos. Es solo en la familia que podemos revivir tantas sonrisas y aprendizajes.
  • Los logros no son lo mismo, si no estamos al lado de la familia para compartir la alegría de lo alcanzado junto a ellos.
  • Pueden existir discusiones y diferencias, pero sea como sea, la reconciliación con la familia siempre será obligatoria.
  • Nuestros corazones resienten las penas, pero las penas pueden sanar cuando la magia de la familia nos acompaña y nos permite seguir adelante.
  • En la salud o en la enfermedad, la familia siempre será nuestro mejor refugio, porque solo en ella podemos conseguir lo necesario para seguir creyendo.
  • La bondad de Dios también la podemos ver expresada en las bendiciones con las que nutre nuestras familias, haciéndolas un nido de amor.
  • No hay mayor fortuna que pueda crear un hombre como lo es la oportunidad de crear una familia con grandes valores y principios.
  • Podemos perderlo todo, pero nunca el firme de deseo de ver a nuestras familias unidas y bajo la bendición de Dios.
  • Siempre los sueños nos llevan a emprender el vuelo, pero no podemos olvidar que nuestras raíces están junto a nuestra familia.
  • Una familia dividida es como un corazón fracturado, jamás funciona de la misma manera y jamás nos permitirá sentirnos plenos.
  • Siempre es bueno desechar lo malo y recordar que nuestra familia será el más grande apoyo que podamos llegar a tener en nuestras vidas.
  • Aunque en una familia no todos pensemos de la misma manera, sabemos que hay cosas más fuertes que nos unen.
  • Podemos desear tener muchas cosas en el mundo, pero nuestro corazón se sentirá lleno cuando descubramos la importancia que debe tener en nuestras vidas, la familia.
  • Todo lo podemos cuando la familia nos alienta e inspira a conquistar nuestros sueños, entendiendo que también son parte de ellos.
  • Nada resulta tan imposible como el hecho de buscar amor en una familia que no tiene a Dios en sus corazones.
  • Sin la familia no conoceríamos al amor, ya que es la viva demostración de los milagros y del amor incondicional para con el prójimo.
  • Siempre existen cosas que nos puedan disgustar, pero cuando recordamos el amor que debería existir en la familia, entendemos que vale la pena disculpar cualquier ofensa.
  • La familia es la columna vertebral de la sociedad, solo la familia puede brindarnos las bases necesarias para poder hacer mejor al mundo.
  • Si pudiésemos entender de qué manera la vida nos bendice con la familia, pudiésemos vivir siempre en armonía con tan increíble milagro.
  • Formar una familia no es una tarea sencilla, pero hacerlo sin amor y sin fe es un acto que nos llevará, indudablemente, al fracaso.
  • Cada miembro de nuestras familias generan en nosotros algo, todos tenemos algo que aportarle a este mundo y todos merecemos un justo valor.
  • Nada en este mundo es fácil, pero si logramos hacer crecer a la familia en valores y principios, entenderemos que podemos formar a hombres y mujeres valientes.
  • La familia puede curar cualquier mal, cuando en su alma tiene amor y la buena intención de que todos estemos bien.
  • Resguardar en tu corazón a la familia es entender que el amor al prójimo solo nos puede dejar grandes bendiciones.
  • La vida siempre obliga al coraje, pero el coraje lo encontramos en la fortaleza que nos da la familia al creer en nuestros sueños.
  • Nuestras familias deben ser siempre el punto de partida y de encuentro porque con ellos es que podemos sentirnos como en un hogar.
  • La familia siempre será la fuente increbrantable de la sociedad, una buena familia es la que nos puede permitir hacernos mejores personas cada vez más.
  • Todo lo podemos conquistar, cuando las familias nos permiten llenarnos de un amor que nos hace fuertes y cada vez más valientes.
  • Sin la familia no pudiésemos lograr nada, porque no sabríamos de dónde venimos y mucho menos sabríamos hasta dónde podemos llegar.
  • La fortaleza de cualquier ser humano se encuentra en el nivel de unión que hay en la familia, ya que esto le permite ir siempre en pro de un mundo mejor.
  • Sin Dios y sin una familia, seríamos seres perdidos en un mundo que se hace cada vez más cruel debido a la falta de amor.
  • Podemos llegar tan lejos como nos lo propongamos, pero jamás podremos ir tan lejos de nuestras familias, ya que es el núcleo en el que se encuentra el amor.
  • El mayor logro del ser humano es ver una familia feliz y llena del amor de Dios, ya que esto nos garantiza un planeta mejor.
  • Saber reconocer nuestros errores es lo que nos permitirá tener una familia armoniosa y en la que todos se puedan llegar a reconocer como grandes seres humanos.
  • Podemos permitir perdernos de muchas cosas, pero no podemos perdernos del privilegio que significa la oportunidad de tener una familia en la cual confiar.
  • Siempre es importante que podamos ir en pro de la unión de nuestras familias, entendiendo que de ello depende que nuestras almas se encuentren en paz.
  • Podemos estar en una familia, pero si no somos capaces de mirarnos a los ojos, todo está perdido ya que de eso depende la oportunidad de amarnos sin límites.
  • Confiar en Dios es saber que en las familias puede pasar de todo, pero jamás puede pasar el hecho de perder la fe.
  • Sin una familia, un ser humano jamás se sentirá pleno. Siempre necesitamos poder saber que pertenecemos a algún lugar.
  • Cuando miramos a la familia, sabemos que podemos tener nuestros momentos incomodos, peto también sabemos que sin ellos, no podríamos llegar a ningún lugar.
  • Siempre obrando en pro del beneficio de la familia, nuestro corazón podrá sentir un gran regocijo.
  • El amor, no lo podemos conseguir en cualquier lugar, pero si podemos sembrarlo en nuestras familias para que han del mundo, un lugar mucho más amoroso.
  • No podemos buscar en cualquier sitio ese calor de hogar que solo podemos conseguir en la familia, independientemente del lugar en el que nos encontremos.
  • Solo en Dios y en la familia, podremos lograr realmente sentirnos como en casa, muy a pesar de las adversidades y de las cosas negativas.
  • La familia, el mayor tesoro que podemos tener como seres humanos. Siempre debemos intentar que ese tesoro no pierda su valor.
  • La vida sin una familia, no guarda el mismo sentido. Siempre necesitaremos saber que hay alguien que está para nosotros pase lo que pase.
  • Justo en la familia es que podremos conseguir los valores y principios que nos harán mejores personas y que nos llevarán a que podamos generar cambios.
  • La transformación de nuestras vidas, viene dado del hecho de que podamos considerar la oportunidad de crear una familia, familia en la que siempre debe haber amor.
  • Cuando estamos lejos de la familia, es cuando entendemos lo importante que son para nosotros y que sin ellos no seríamos nada.
  • La familia, puede ser siempre nuestro punto de encuentro, porque justo con ellos es que recordamos cuál ha sido y debe ser nuestra esencia.
  • El ser humano es afortunado, siempre y cuando pueda tener a una familia y el calor de cada uno de los seres que la conforman.
  • Siempre que miremos al pasado, sabremos la manera en la que la vida nos ha bendecido, si justo podemos apreciar a la familia en cada uno de los momentos más importantes.
  • Sin el amor de una familia, el ser humano carece de lo más bonito que se le puede regalar al mundo, el amor para con el prójimo.
  • Muchas cosas andan mal en este mundo y eso se debe precisamente debido al hecho de que las familias cada vez se encuentran más separadas.
  • Recordar el valor que debería tener la familia es lo que nos puede permitir que demos todo por el todo para que la unión familiar siempre se mantenga.
  • En los buenos momentos la familia debe ser participe, pero en los malos momentos es cuando es más importante el hecho de recordar la importancia de la familia.
  • La familia, al igual que Dios, son factores muy importantes en la vida de cualquier persona. Siempre debemos tenerlos resguardados en nuestro corazón.
  • Podemos ir en búsqueda de nuestros propios sueños, pero jamás podemos olvidar el hecho de regresar a nuestros orígenes.
  • Soñar con una familia, debe ser siempre una de las metas más hermosas que deseamos conquistar. La idea es que este sueño, nos lleve a sembrar el amor en los demás.
  • Si una familia se encuentra fracturada, lo mejor que podemos hacer es luchar por la reconstrucción de esa familia y no dejarlo todo a la deriva.
  • Podemos huir de cualquier cosa, pero jamás podremos huir del dolor que causa estar lejos de la familia y lejos de ese calor de hogar.
  • Quien emigra, siempre se lleva una maleta extra en la que, indudablemente, siempre estará su familia, sea cual sea el lugar al que desee ir.
  • Podemos romper con muchas cosas, pero nunca podremos romper los lazos con nuestras familias y eso se debe al hecho de que de ahí venimos y ahí deberíamos volver siempre que podamos.
  • Duele ver como las familias se hacen daño, pero duele más quedarse con los brazos cruzados y no hacer lo propio para que las cosas se solucionen en pro de todos.
  • Si pudiésemos mirarnos el alma, sabríamos lo indispensable que termina siendo para el ser humano el hecho de poder contar con una familia.
  • Todo lo podemos dejar de lado, pero nunca podremos obviar el daño que nos hace estar lejos de la familia.
  • Sin la familia, el mundo desconoce lo que es realmente el amor. Ya que está es la mejor muestra de amor que podemos apreciar en el mundo.